De Tú Interés

domingo, 20 de enero de 2013

articulo contra punto diario digital

La Culpa es de los Médicos

Westenberg Lara Ochoa (*)

SAN SALVADOR - Desde hace algunos años se viene escuchando en varios medios de comunicación, tanto escritos, radial, televisivos y digitales, que los males que aquejan a la población, desde el punto de vista de la salud, son de exclusiva responsabilidad del gremio médico nacional; habiendo algunos osados en divulgar que es un mal internacional y no me queda más remedio que aceptar tal denominación, pero en un contexto más real que ficticio y populista de aquellos que se han dado a la tarea de difamar a nuestro gremio. Me explico a continuación:

Somos culpables de permitir que nuestro trabajo sea manejado por burócratas desde un escritorio alejados de los pacientes a quienes nos debemos.

Somos culpables de aceptar el tiempo asignado para la atención médica a la que somos solicitados y no nos da tiempo de ahondar más en las dolencias de los pacientes, porque si no, no cubrimos las metas asignadas.

Somos culpables de adecuarnos a la cantidad de recetas que debemos despachar por cualquier consulta que se nos haga por los pacientes; todo esto a sabiendas que necesita otros medicamentos para completar su tratamiento.

Somos culpables de, no respetarnos entre nosotros mismos y si tenemos la oportunidad de agredir a otro colega, lo hacemos sin mayores miramientos.

Somos culpables de, creernos los semidioses y de tener el poder en la tierra sobre la vida y la muerte.

Somos culpables de aparentar que lo sabemos todo cuando en realidad lo poco que sabemos no lo utilizamos como se debe.

Somos culpables de no ser lo suficientemente humildes para aceptar nuestros límites y pedir ayuda cuando es necesario.

Somos culpables de permitir que se nos falte al respeto personal, profesional, ético y moral.

Somos culpables de desvalorizarnos nosotros mismos desde el punto de vista intelectual, económico, salarial, profesional, social, ético, moral.

Somos culpables de, permitir la división del gremio.

Es así que, tienen razón todas aquellas personas que hablan con demagogia, populismo, mentiras, despotismo sobre nuestro gremio, ya que ellos sí están haciendo bien su papel y sin la menor resistencia por nuestra parte. Se  aprovechan de nuestra vocación de servir, de causar el menor dolor posible si es que no lo suprimimos, de debernos a nuestros pacientes sin importar su condición social, económica, raza, religión, ciudadano ejemplar o delincuente, atención a cualquier hora del día o noche, de sacrificar a nuestras familias por el bienestar de familias ajenas, de percibir retribuciones mínimas por tan alto valor de lo que es la vida.

Somos culpables, lo acepto. Con tristeza, pero al fin y al cabo, somos culpables.

(*) Médico salvadoreño

Otros MedioscontrACultura - Diario Cultural / ContraPuntoTV - Multimedia / Archivo Roque Dalton

No hay comentarios: