De Tú Interés

miércoles, 17 de diciembre de 2008

LA ESPOSA CELOSA

La celosa esposa de un hombre de negocios, que suele viajar frecuentemente al exterior con su joven y bella secretaria, contrata, devorada ya por las sospechas, a un carísimo detective privado para que los siga de cerca.

«Apenas sepa algo, comuníquemelo a mi e-mail», le dice la mujer al detective.

A los dos días, su esposo vuelve a viajar con la secretaria, y el detective sale detrás de ellos.

Pasan 24 horas, y la esposa recibe un e-mail del detective con una sola palabra: «NEGOCIO».

La mujer se enfurece.

«¿Para esto contraté un detective? ¡Ya sé que viajaron por negocios!», piensa.

Al día siguiente, y al otro, otros dos e-mails con esa única palabra: «NEGOCIO».

Cada vez más enojada, la esposa espera el regreso del detective, y cuando lo tiene enfrente le grita:

«¿Usted piensa que yo le pagué esa cantidad de dinero para que me diga lo que yo ya sabía?».

Calmo, el detective le explica:

«Señora, un e-mail es un método poco seguro.

Cualquiera puede acceder a él. Por esa razón, yo le mandé mensajes en clave. Lo unico que debia hacer usted era leer la palabra... al revés».

No hay comentarios: